sábado, 29 de noviembre de 2008

LA ENFERMEDAD


Durante años padeció una dolorosa enfermedad. Súbitamente los dolores cesaron, su alegría era inmensa
Quería contarle a todos, llamo su atención un grupo de médicos rodeando una cama, cuando éstos se corrieron observó.
Allí yacía él, inmóvil.

©Andrés Rodríguez

1 comentario:

Agustín Gribodo dijo...

Muy buena síntesis. La brevedad, si no es contundente, no sirve de nada. En La Enfermedad no es así. Dice mucho y lo dice en pocas palabras.
Muy buen trabajo.
Agustín.-